Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si contin�a navegando est� dando su consentimiento para la aceptaci�n de las mencionadas cookies y la aceptaci�n de nuestra pol�tica de cookies, pinche el enlace para mayor informaci�n.

Bodegas Jose L. Ferrer

NUEVA BODEGA VERITAS

Las Bodegas José L. Ferrer, fundadas en 1931 son fruto de siglos de tradición de toda una tierra y toda la pasión de una familia, actualmente entre la tercera y cuarta generación,  que junto con el esfuerzo de combinar tradición e innovación  ha sabido obtener lo mejor de sus más de 120 hectáreas de viñas, donde predominan las variedades autóctonas Mantonegro, Callet y Moll, obteniendo los tradicionales vinos José L. Ferrer, elaborados desde la creación de la bodega; los más modernos Veritas; las equilibradas mezclas de los DUES,  los  ecológicos Pedra de Binissalem y los monovarietales de uvas autóctonas Ferreret.

Desde sus inicios José L. Ferrer fue pionero en muchos temas en cuanto a vino en Mallorca se refiere, viajando mucho a la península,  Francia, California,… para estudiar nuevo métodos y maquinaria para la elaboración del vino.  

La parte más antigua de la bodega consta principalmente de 54 depósitos de hormigón, de los cuales 23 son de 15.000L y utilizados en la actualidad para la fermentación de vinos tintos.

Ya en 1996, Sebastián Roses y José Luis Roses realizaron una primera ampliación de la bodega, la cual permitió mejorar la calidad de los vinos así como un aumento considerable de la producción. En esta parte se encuentran 13 depósitos de 35.000L para fermentación de blancos, rosados y tintos, así como otros para la estabilización de los vinos en frío, y una cava con capacidad para 1.800 barricas, la mayoría de ellas de 225L.

VERITAS. LA NUEVA BODEGA

El motivo de la construcción de la nueva bodega es el de aumentar la capacidad de elaboración de vinos, principalmente de aquellas gamas de más calidad, las cuales necesitan depósitos de menos capacidad que de los que están situados en la parte de la bodega de 1996. Unos de nuestros objetivos con esta ampliación es también aumentar la capacidad de elaboración de Brut Nature.

Los vinos que se elaboraran en esta nueva parte son aquellos en los que la uva es seleccionada mediante vendimia manual de nuestras viñas más antiguas,  que son principalmente todos los de la gama Veritas y Ferreret. A parte de seleccionar la uva en la misma planta, la fermentación se realiza en depósitos de dimensiones más reducidas y las barricas son de calidad superior.  

En la planta baja encontraremos el tren de embotellado, que se trasladará de la parte de 1996. Para esta planta se han adquirido 10 Depósitos semitroncocónicos de 12.200L, 2 Depósitos semitroncocónicos de 10.600L, 6 Depósitos isotermos de 12.500L y 4 Tinas de 9.000L
En el sótano se encuentran los  42 Spin barrels de 500L que permitirán realizar micro fermentaciones de uva seleccionada. También en el sótano se realizará la colocación de las botellas de Brut en los tradicionales pupitres y el nuevo giropalet que nos permitirá acelerar el proceso del removido y de la puesta en punta, con la intención de aumentar la producción de Brut Nature año tras año.

Para el aumento de la capacidad de elaboración han sido muy importantes las 18 hectáreas que se han plantado en los últimos tres años y las 18 que se esperan plantar en los próximos tres años, llegando así a un total de unas 138 hectáreas.  

Todo esto ha sido posible gracias a un gran equipo técnico formado por los arquitectos Perico Alcover Montaner y Juan González de Chaves, por el arquitecto técnico David Torres Cayuela; el ingeniero agrónomo Joan Pons, nuestro enólogo Arnau Galmés, la constructora Metromafessa, todos los proveedores y todo el equipo de Franja Roja.